miércoles, 25 de diciembre de 2013

El pavo perfecto

Ya se que es navidad, pero todavía falta el 31 de diciembre, y para quien preparé pavo ese día... aquí les dejo unos cuantos tips para que cocinen el pavo ideal en estas fiestas decembrinas y que sorprendan a todos: 

1. Piel dorada y brillosa: Para que la piel del pavo quede así de hermosa, lo recomendable es glasearlo con una preparación de miel y jugo de naranja (no tengo que decir que ambos tienen que ser naturales), esto quiere decir que hay que bañar el pavo con dicha preparación y cada 30 minutos sacar el pavo del horno y volver a bañarlo. De 45 minutos a 1 hora antes de sacarlo del horno, retirar el papel aluminio para que se dore la piel, sin dejar de bañar (ahora más constantemente). 

2. Una cocción perfecta: Dependiendo del peso del pavo se aplica la siguiente regla "30 minutos por cada kilo" es decir que si tu pavo pesa 6 kilos, debe estar en el horno 3 horas y así sucesivamente y "calculatoriamente" (esa palabra no existe :D). Si no estas seguro de la cocción y si tienes un termómetro de cocina, introducelo en la pechuga hasta el fondo y la temperatura debe de ser de 80°C. a 82°C., si no tienes termómetro, solo verifica que a la carne ya no le salgan jugos rojos o rosados con un tenedor o cuchillo. 

3. El sabor: Es importante marinar el pavo después de descongelarlo y en el momento justo antes de rellenarlo o meterlo al horno. Hacer una preparación con mantequilla o aceite de oliva con finas hierbas y untarlo por dentro y fuera del pavo le dará un sabor especial, también puedes inyectarlo con alguna otra preparación que te guste, el chiste aquí es que al pavo tenga mucho sabor. 

4. Una decoración que asombre a todos: Yo recomiendo lo tradicional, y es que se ve bien bonito y antojable. Cicelar o cincelar la piel del pavo en cortes transversales (de manera que queden rombitos). Decorar con rebanadas de piña y en el centro cerezas, o bien con rebanadas delgadas de naranja... que rico!    

5. Tiempo de reposo: Seguro debes estar cansado, pero el reposo no es para ti, es para el pavo. Después de sacarlo del horno, el pavo tiene que reposar por 30 minutos y con el aluminio puesto, para que los jugos se repartan bien y al momento de cortarlo no se desjugue. 

6. Las guarniciones ideales: Las guarniciones son los complementos que engalanan aun más al pavo. Aquí puedes usar tu imaginación y creatividad hasta donde quieras. Solo recuerda combinar los sabores y texturas... prepara desde ensaladas (como la tradicional y famosa Waldorf), pures, cremas, vegetales salteados, etc. Hay una lista sin fin de donde escoger. No olvides la salsa del pavo, el complemento más importante de todos.  

7. Lo más importante: No olvides que esta fecha es tiempo de compartir, comparte con todos... hay más valor en el dar que en el recibir, y en el dar se recibe mucho más de lo que imaginas. Y pasa un tiempo muy feliz con tu familia y amigos, hoy y siempre. ¡Felices fiestas!